martes, 30 de agosto de 2016

No tengo espíritu de pobre

agosto 30, 2016 0 Comments

Mi padre (QEPD) me dejo enseñanzas y lecciones muy grandes y muy valiosas, que solo he podido descifrar, entender y aplicar con los años. Sin duda alguna, vivir cada día como si fuera el último fue la más trascendental de todas. Esa enseñanza hasta el sol de hoy rige el 98% de mis decisiones de vida. De ahí se desprenden otras tantas lecciones, el no tener espíritu de pobreza es una de ellas. 

He visto gente decir “como yo soy pobre”, “a nosotros los pobres”, “no puedo porque soy pobre”, “eso es solo para ricos”, “los pobres no podemos tener esto”, “los pobres no entramo ahí o no comemos ahí” y cosas similares. 

Mi padre junto a sus hermanos y madre, vivieron épocas de grandes carencias, de extrema pobreza, de escases de la que nadie se imagina. Eso sin embargo, nunca condiciono sus metas y aspiraciones. 
De vivir en arrabales y residenciales públicos, todos tuvieron profesiones, y buscaron sustento digno. 

Mi padre me enseñó a no tener espíritu de pobre, a aspirar a lo que quisiera, a que si quería algo y no tenía dinero para pagarlo que tendría que trabajar más duro para obtenerlo, que aun en cualquier condición social se podía tener cultura, escuchar música no tradicional, comer en lugares que parecían caros con dignidad, a que el dinero va y viene y no condiciona la felicidad, a que si de verdad deseaba algo no tuviera miedo de arriesgar todo, a que si se perdía ni modo se perdía, a que si se ganaba había que compartir con la familia la bendición, a que si tenía que mandar todo a la mierda lo mandara y empezara en cero, a no tener miedo a los cambios, a no temer a la incertidumbre. 

Vivir en la pobreza en el sentido socio económico no debe limitar tus sueños, tus metas o aspiraciones. La materia es materia y en este plano se queda, solo te llevas los momentos….solo eso… 

¡Vive! 

La gente habla de libertad y ve una persona libre y se aterran….

agosto 30, 2016 0 Comments


Se aterran por que viven en el marco de una “idea” o “paradigma” de lo que es lo correcto, lo ya establecido, la “norma” que impone la sociedad, la cultura, la religión etc…

Se aterran por que puede más el miedo a lo incierto, a ser diferente, a no encajar en un molde y a ser señalado que cualquier sueño o meta que tengan.




Puedes estar en mis recuerdos, pero no en mi presente ni futuro

Tu recuerdo sigue aquí, como un aguacero Rompe fuerte sobre mi, pero a fuego lento Quema y moja por igual, y ya no se lo que pensar ...